-?
 
 
 
 
Neuquén, Miércoles 07 de Diciembre de 2022
8:11 PM
 
 
Argentina
21/08/2022

La seguridad, deuda pendiente en Vaca Muerta

La seguridad, deuda pendiente en Vaca Muerta | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

La capacidad operativa de los organismos de control no acompaña el fuerte incremento de la actividad en los yacimientos. En los últimos meses se sucedieron accidentes de distinta magnitud que dejaron severas consecuencias a operarios y operarias.

Laura D' Amico

El aumento de la producción hidrocarburífera en Vaca Muerta promete potenciar la generación de empleo y el ingreso de divisas que necesita la economía. Pero ese crecimiento, además de demandar más inversión en infraestructura de servicios en las localidades aledañas, implica reforzar los controles para garantizar que esta actividad, que es considerada peligrosa, se realice con las máximas condiciones de seguridad.

En junio pasado, Víctor Vázquez, un operario de la empresa de servicios Rakiduamn, contratista de YPF, murió mientras realizaba tareas de ensayo de un pozo exploratorio en una locación del yacimiento Río Neuquén, en Barda del Medio.Su compañero, Hugo Rodríguez, quedó con secuelas psicológicas que derivaron en una licencia psiquiátrica que le impide hasta ahora volver a trabajar.

El de Vázquez es uno de los casos más graves registrados en la cuenca en lo que va del año. Pero hubo otros accidentes de distinta magnitud que dejaron severas consecuencias a operarios y operarias.

A principios de este mes, otro operario de la empresa de servicios SIMAse lesionó en el yacimiento Entre Lomas, cercano a la localidad de General Roca. El trabajador recibió una descarga eléctrica cuando realizaba tareas de mantenimiento y tiene un brazo y una pierna comprometidos.

Neuquén también tiene ejemplos que lamentar. En marzo de este año, dos trabajadoras de la empresa AESA, la constructora de la compañía YPF, sufrieron un accidente con distinta gravedad cuando realizaban tareas en Loma Campana, en Neuquén.Una de ellas inhaló gases y la otra sufrió una grave lesión en un brazo. Ambas debieron ser internadas. A raíz de este accidente, el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, conducido por Marcelo Rucci, paralizó todas las actividades de YPF en la cuenca neuquina.

"Cuando hay una irregularidad nosotros ponemos en conocimiento de la falencia detectada a la empresa y, en el caso que no sea remediada en forma inmediata, paramos la maniobra hasta que se arregle lo que se tiene que arreglar", dijo Rucci a Va Con Firma. Explicó que desde el sindicato no realizan denuncias en la justicia sino ante la subsecretaría de Trabajo de la provincia, aunque "a veces los tiempos de ellos no son los tiempos que necesitamos".

La subsecretaría de Trabajo es uno de los organismos de que funciona como autoridad de aplicación en la provincia. Pero no es el único. La subsecretaría de Energía, a través de la dirección general de Control Técnico Operativo, se encarga de realizar las inspecciones previas en materia técnica para tratar de evitar cualquier tipo de incidentes o accidentes, en las distintas etapas de la industria, desde la perforación del pozo, la terminación, los ensayos, las instalaciones y los venteos.

El área, que antes se denominaba "policía de hidrocarburos", funciona desde 1997, cuando se produjo la privatización de los hidrocarburos. El organismo está a cargo de Néstor Pi, quien explicó a Va Con Firma que "cuando ocurre un accidente, vamos como equipo de inspección a ver y tratar de evaluar las causas. Vemos cómo fue la situación y cómo quedaron las instalaciones", indicó.

Pero agregó que "obviamente, si hay un derrame, como funcionarios públicos lo atendemos, pero no somos autoridad de aplicación. La autoridad de aplicación es la subsecretaría de Ambiente de la provincia. Si el derrame afecta el curso de un río, la autoridad de aplicación es Recursos Hídricos. Si hay un accidente laboral, la subsecretaría de Trabajo".

Ese es el mecanismo que se debe aceitar para minimizar el riesgo de accidentes en una actividad que es considerada peligrosa y que cada vez intenta maximizar más su producción, muchas veces, descuidando las condiciones laborales de sus empleados.

"Las normas de seguridad e higiene de cualquiera de las compañías, cuando uno las lee, son maravillosas. Pero en la realidad no se terminan cumpliendo", advirtió Rucci. Consideró que "en ese afán de sacar el trabajo, los mandos medios de las compañías no responden a esos roles de seguridad y eso termina ocasionando los accidentes que tenemos. Así que hay que hacer un trabajo cultural, fundamentalmente. Hay un exceso de confianza de que sale bien, hasta que el día que sale mal se nos lleva puesta la vida de un compañero".

El dirigente gremial sostuvo que "la seguridad es la deuda pendiente que tenemos en la actividad o en la industria para el futuro". Apuntó contra el gobierno provincial al poner en duda la capacidad operativa de los organismos provinciales para llevar adelante los controles. "A veces, cuando nosotros tenemos que hacer inspecciones en muchos lugares, no hay inspectores de seguridad en muchas delegaciones de trabajo. Ahí el gobierno provincial tiene un problema y no sucede solamente en Neuquén o Río Negro; en todos lados pasa lo mismo", aseguró.

Según respondió Pi, la dirección general de Control Técnico Operativo cuenta con 10 inspectores para todos los yacimientos en el ámbito de la provincia de Neuquén. Están repartidos en cinco equipos de trabajo y realizan un promedio de 700 inspecciones por año.

"Hace 20 años hubiera dicho que con 10 estábamos sobrados. Con la actividad de hoy, 10 es un número que se debería evaluar. Estamos al límite, con mucha actividad. En este momento prácticamente estoy solo, los cinco equipos están en el campo en distintos yacimientos", respondió Pi ante la consulta de si son suficientes los inspectores que trabajan en el área que dirige.

Sostuvo que para la tarea que realizan, "la presencia en el campo es muy importante" pero aclaró que "nosotros somos la cara visible que hace la inspección técnica pero también hay un montón de información administrativa técnica que evalúan otras personas".

Además, indicó que si bien "tenemos una paleta de temas a inspeccionar que es bastante variada", también "tenemos identificadas dónde son las zonas que pueden ser más factibles de accidentes e incidentes, y justamente ahí es donde hemos estado centrando el grueso de las inspecciones". Las zonas a las que hace referencia se ubican en el centro de la provincia, y son los yacimientos que están cerca de Añelo, que es donde mayor actividad hay. "Entre las 3 áreas de YPF (Loma Campana, Bandurria Sur y La Amarga Chica) es prácticamente el 50 por ciento de la producción no convencional de la cuenca", detalló.

Cuidar y capacitar el recurso humano

Según informó el gobernador Omar Gutiérrez en el encuentro Argentina-Texas Summit Energy, el gobierno provincial estima que si la industria hidrocarburífera logra consolidar sus exportaciones, hacia 2030 va a generar el ingreso de divisas por 46 mil millones de dólares. De concretarse el tan esperado aumento en la productividad, demandaría mano de obra calificada con la que actualmente la provincia no cuenta.

Tanto el gobierno como el sindicato de trabajadores del petróleo y gas están trabajando para anticiparse a un escenario donde la falta de recurso humano sea un obstáculo para el crecimiento. Rucci contó que fueron convocados por la provincia para delinear en conjunto una capacitación teórico práctica, para que los futuros operarios se familiaricen con las herramientas de trabajo y hagan simulacros de maniobras en condiciones propias de la actividad.

"Estamos tratando de hacer un centro de capacitación donde haya herramientas con las que se trabaja, que son peligrosas; que pueda haber la tensión con la que se trabaja, con la presión o los espacios confinados, para que la gente tenga no solamente la teoría sino también la práctica", explicó.

En el mismo sentido, Pi sostuvo que "se están organizando mesas tripartitas con la subsecretaría de Trabajo, en las cuales participamos, para establecer buenas prácticas, reglas de oro, como se suele llamar, para tratar de minimizar la potencialidad de los riesgos en el trabajo".

Rucci indicó que en la zona queda muy poca gente especializada para trabajar, en referencia a "los que quedaron afuera en la pandemia", que son unos mil trabajadores. Aclaró que personas disponibles para ingresar a la industria hay, porque "hay mucha necesidad de trabajo", pero señaló que "tenemos que cuidar a los nuevos trabajadores porque si los largás crudos en una actividad tan peligrosa va a haber consecuencias".

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]