-?
 
 
 
 
Neuquén, Domingo 02 de Octubre de 2022
4:20 PM
 
 
Columnistas
Panorama Político
07/08/2022

Billete con premio

Billete con premio | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

En el MPN deben estar contentos con el ascenso de Massa porque tiene un perfil se ajusta bastante a su paladar. Del lado del poder real del país también parecen más sosegados con el cambio, ¿será que apuestan a que no los incomode demasiado mientras encolumna al peronismo?

Héctor Mauriño

[email protected]

La dirigencia del MPN, oficialista y opositora, debe estar más o menos contenta con el ascenso de Sergio Massa a virtual mandamás del Frente de Todos, su perfil conservador popular se asemeja mucho al de ellos y hace rato que uno y otro, desde la época en que gobernaba el sátrapa de Macri, se vienen llenando la boca con elogios hacia el líder del Frente Renovador.

La verdad para el país es que a Sergio Massa no lo ha traído la buena estrella sino la suerte de un gobierno que casi se estrella, atrapado en un virtual jaque mate entre la deuda armada por el imperio para poner el país de rodillas, y las debilidades y flaquezas de un gobierno ganado por la suspicacia.

Suspicacia que proviene de la idea ingenua o perversa, quién sabe, de que “la grieta” es hija de los malos modales de Cristina y no del odio que provoca la voluntad de la ex presidenta para enfrentarse al poder real, para distribuir la riqueza y también para hacer crecer a la Argentina, aunque no lo quiera entender esta burguesía rapiñera que prefiere perder plata con Macri que ganarla con el “populismo”.

Si está demostrado que lo mejor suele ser enemigo de los bueno, la Argentina parece empeñarse en demostrar que lo bueno es enemigo de los menos malo. En eso está el país, ante un proyecto que parte de hacer buenas migas con el poder real y con Estados Unidos, pero promete “desarrollo con inclusión social”.

Del otro lado, de lado de los que rapiñan, puede que también estén relativamente contentos con la era Massa. Como dijo alguna vez Perón de Carlos Menem “este muchacho tiene premio” (también se equivocaba el general). ¿La metáfora sobre la lotería, ¿se aplicará también al “billete” Massa? Puede que sí. Si el “premio” es contener a los de abajo, al ‘maldito populismo’, algo que no puede ofrecer esa bolsa de gatos con vocación servil que es Juntos por el Cambio.

Volviendo a Neuquén, el idilio del MPN con el nuevo factótum de la política económica (de la política, bah) puede durar poco. También lo colmaron de elogios a Darío Martínez cuando fue elevado a la secretaría de Energía, pero esperaron poco para sacarle el pellejo, entre otras cosas porque la receta del Movimiento Popular Neuquino es chillar, siempre chillar, contra el poder central, aunque este le dé de todo, como ahora.

Los gobernantes del partido provincial lo han hecho con todos los gobiernos y presumiblemente no será diferente ahora que la crisis ha alumbrado la era Massa. Como tampoco es diferente la conducta endeudadora serial de los gobiernos locales. Caramba, con Vaca Muerta que produce el 46 por ciento del petróleo y el 64 por ciento del gas del país Neuquén nada en regalías, pero según parece eso no alcanza.

Un diario local acaba de denunciar que el gobierno ya se endeudó en 6 mil millones de pesos y está pidiendo pista para encajar bonos por otros 10 mil millones más. Ocurre que este es un año electoral, el oficialismo Azul se juega la sucesión y como ocurre todos los años que hay internas o elecciones, o ambas cosas a la vez, el gasto público trepa, trepa y trepa…

Mientras tanto el otrora elogiado Martínez está en trámite de ser devuelto a sus pagos. El Neuquén que nada en regalías no tiene verdaderos motivos para quejarse de él, sobre todo el oficialismo, pero allá, con el siempre vituperado poder central, terminó atrapado entre dos fuegos en tierra de nadie.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]