-?
 
 
 
 
 
 
Argentina
26/11/2021

Juntos por el Cambio lleva figuras mediáticas al Congreso

Juntos por el Cambio lleva figuras mediáticas al Congreso | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

El médico Facundo Manes, el economista Martín Tetaz y la periodista Carolina Losada eran conocidos por su presencia en los medios. En su primera incursión político-partidaria ganaron bancas legislativas. Son hábiles para el marketing político y férreos antikirchneristas, aunque Manes es más sobrio.

Miguel Croceri

Como una reafirmación de que muchas veces el capital político de un dirigente o de un sector político se genera a partir de la imagen construida previamente en la sociedad, al menos tres figuras mediáticas sin trayectoria político-partidaria serán legisladores/a de Juntos por el Cambio (JpC, ex Cambiemos) en la futura conformación del Congreso a partir del 10 de diciembre, como resultado de las recientes elecciones legislativas.

Los casos notorios son los del médico especializado en neurociencias Facundo Manes, el economista Martín Tetaz y la periodista Carolina Losada. El primero de ellos será diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, el segundo integrará la misma Cámara en representación de la capital federal, y la tercera asumirá como senadora nacional por la provincia de Santa Fe.

Sus vertiginosos ascensos por la vía electoral a sendas bancas del Poder Legislativo anticipan posibles renovaciones en el elenco de caras más visibles para la coalición de derecha. Los tres anunciaron sus pre-candidaturas poco antes de que venciera el plazo para presentar listas en la etapa inicial del proceso electoral, o sea las elecciones PASO (primarias abiertas simultáneas y obligatorias). Sus decisiones de incursionar en la política partidaria e institucional resultaron sumamente exitosas desde el punto de vista de la obtención de votos.

En las PASO, Manes encabezó una lista en el territorio bonaerense que representó a la Unión Cívica Radical (UCR). Perdió esa interna abierta frente a la nómina del Pro que llevaba en primer lugar a Diego Santilli pero, habiendo sido su primera intervención en una competencia electoral, ganó en la reconversión de su imagen -de médico mediático a dirigente político-, obtuvo una presencia pública mayor y distinta de la que tenía, y así dio al primer paso para una carrera política.

Tetaz se hizo conocido por su larga permanencia como columnista de economía en el programa de Jorge Lanata que se emite por Radio Mitre, la emisora ultra-antikirchnetista que es la insignia radiofónica de la cadena Clarín. Para el reciente proceso de votaciones, consiguió el segundo lugar en la lista de diputados/as nacionales por la ciudad autónoma de Buenos Aires (CABA), encabezada por María Eugenia Vidal. Tuvo altísimo protagonismo en la publicidad electoral y en la campaña en general.

Losada, rosarina de nacimiento, adquirió fama mediática por su trabajo periodístico en canales televisivos porteños que tienen penetración en audiencias de todo el país. Su lanzamiento a la política fue veloz y plenamente exitoso, tras ocupar nada menos que el primer lugar de la lista para senadores/as nacionales por Santa Fe. En las PASO ganó entre cuatro nóminas que compitieron dentro de JpC en la interna abierta, y luego venció ampliamente en la elección definitoria, dejando muy atrás a las/los candidatos peronistas respaldados por el gobernador Omar Perotti.

Los/la tres dirigentes mencionados/da aspiran a roles protagónicos dentro de sus respectivas cámaras -como autoridades de comisión o de bloque- y pensando en su futura proyección política. El más ambicioso es Manes, cuyo plan es ser presidente de la Nación, o al menos candidato, dentro de dos años. Sería una carrera meteórica.

Una gran parte del radicalismo, fuerza política carente de líderes y convertida en un espacio de derecha, se aferra al conocimiento público que tiene el especialista en neurociencias, y muchos dirigentes y afiliados depositan en él la esperanza para que el partido recupere protagonismo. Sin embargo, el recién llegado podría encontrar fuertes rivalidades en dirigentes con trayectoria en la UCR que tienen sus mismas pretensiones presidenciales.

Habilidades y campañas

En solo unos meses que llevan en el desempeño de roles políticos -primero como candidatos/a, y ahora como legisladores/a electos/a-, Manes (de 52 años), Tetaz (46) y Losada (48) avanzaron raudamente. Tienen edades que les permiten planificar a mediano y largo plazo sus proyecciones para ocupar cargos públicos lo más alto que les fuera posible.

Hasta el momento, en muy poco tiempo, demostraron una gran habilidad para el marketing político. Mediante golpes de efecto, técnicas publicitarias y discursos que ocultan su ideología conservadora -fundamentalmente en lo económico y social-, se presentan con un perfil moderno, como ofreciendo algo novedoso y atractivo hacia el futuro.

Manes en particular despliega esa prédica futurista, haciendo gala de “ideas” y “propuestas” para “los próximos cinco, diez, veinte años”, y exhibiendo una retórica argumentativa eficiente para sus objetivos. Se muestra con una apariencia razonable, despojada de cualquier rasgo de confrontación por espacios de poder o de disputa de intereses. Una de sus frases de alto impacto es aludir a una supuesta “revolución educativa, científica y tecnológica” que él estaría en condiciones de encabezar.

Es el menos reaccionario de los/la tres casos aquí mencionados, y el menos agresivo -más sobrio- contra el común adversario de la derecha, que es el kirchnerismo. Tiene rasgos ideológicos “de centro”, menciona frecuentemente a Raúl Alfonsín para cobijarse semánticamente en una referencia democrática de dimensiones históricas, y en muy poco tiempo se convirtió en un dirigente de primera importancia dentro del partido radical y de la alianza conservadora.

Por su parte, Tetaz es un habilísimo polemista que difunde su propaganda ideológica en favor del libertinaje de los grandes capitalistas como si fueran conceptos serios, racionales e innovadores para manejar la economía. Además, con un sentido afinado del valor que tienen las puestas en escena en los medios de comunicación y las redes digitales, durante la campaña protagonizó varios “acting” previamente planificados y elaborados.

En uno de ellos, mientras un representante del Frente de Todos argumentaba con fundamentos en un programa televisivo contra la gestión macrista, el candidato de la derecha disimulada se quitó un saco y mostró la prenda que llevaba abajo: una remera con la inscripción “Ah pero Macri...”, o sea la brevísima expresión con la cual el cambiemismo intentó ridiculizar las críticas a la etapa en que fue gobierno.

Furioso antikirchnerista y antiperonista, el economista utiliza un discurso confrontativo y beligerante hacia la actual vicepresidenta de la Nación y el espacio que ella lidera. Su mensaje llega a ser violento, mientras lo enuncia en nombre de la “democracia” y con apariencia de razonabilidad. Así lo hizo por ejemplo cuando se refirió por televisión a que JpC presentaba distintas opciones en las PASO de la capital federal, y en cambio el Frente de Todos llevaba lista única. En esa ocasión, como “al pasar” -“sin querer queriendo”, diría El Chavo del Ocho-, comparó implícitamente a Cristina con Hitler, al afirmar que “(en la coalición de) enfrente tenés un Führer que dice quién va y quién no va” como candidato.

Losada, a su vez, basó su proselitismo exhibiendo un desprecio político y personal por Cristina Kirchner. Además, gran parte de la campaña estuvo sustentada en su propia presencia física, por poseer rasgos en su cuerpo, y en particular faciales, que expresan al modelo estético hegemónico. De esa manera su desempeño político cuenta con una predisposición favorable en audiencias que son, al mismo tiempo, parte del electorado.

Dentro de esa estrategia, días antes de las PASO publicó en sus redes un breve video en el que exhortaba a su grupo de seguidores para que vaya a votar, y lo hizo mediante un juego de doble sentido con la frase “Sé que muchos de ustedes están calientes”. El contenido político de sus palabras aludía presuntamente a estar “caliente” contra el gobierno, pero al mismo tiempo utilizó una técnica de captación de adhesión electoral a través de la erotización.

Tanto Manes como Tetaz y Losada llegaron rápidamente a los primeros planos de la política partidaria e institucional, sobre la base de la imagen previamente generada como figuras mediáticas. Sus posicionamientos en la opinión pública aportaron decisivamente al caudal de votos de la alianza macrista-radical-carrioísta (por Carrió).

El comienzo de los tres fue muy promisorio para sus intereses políticos particulares y los de su sector. Acerca de su futuro, hablarán los hechos a medida que pase el tiempo. Pero con alta probabilidad, Facundo Manes será precandidato en una de las dos o tres fórmulas presidenciales que competirán en las PASO de Juntos por el Cambio (o como se llame en ese momento) en las elecciones de 2023.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]