-?
 
 
 
 
Neuquén, Miércoles 07 de Diciembre de 2022
8:52 PM
 
 
Columnistas
Panorama Político
21/08/2022

El corralito emepenista

El corralito emepenista | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

La posibilidad de que Figueroa se presente por fuera del MPN, negada por sus seguidores más próximos, sería un grave dolor de cabeza para los azules. No obstante éstos rechazan el ofrecimiento de erigirlo en candidato de unidad.

Héctor Mauriño

[email protected]

En las últimas semanas en los mentideros políticos corrió la versión sobre la posibilidad de que Rolando Figueroa deje de lado la interna de su partido y se presente directamente como candidato a gobernador por afuera del MPN.

El tema no es nuevo, porque cuando el ex vice perdió la interna del 2018 ya amagó con salirse del corralito emepenista, idea que luego abandonó y terminó ayudando en la campaña de Gutiérrez.

Figueroa ha venido hablando con todos los principales referentes políticos de la provincia -también con los nacionales- y la posibilidad de que participe con alguno o algunos de ellos en un frente común, tampoco es novedosa, aunque como se ha explicado ya desde esta columna, tal eventualidad no es demasiado viable porque “Rolando” quiere el primer puesto y lo mismo ocurre con cualquiera de sus eventuales aliados, de manera que resulta poco probable que alguno quiera ceder.

De lo que se trataría ahora es de que el líder de los violetas se presentara con una fuerza propia, seguramente acompañado por una mujer, según algunos Luciana Ortiz Luna, quien fuera su partenaire en la interna por la banca de diputado nacional que hoy ocupa.

Entre los que apoyan la candidatura de Figueroa niegan la posibilidad de que “Rolando” vaya por afuera. Más bien desgranan fuertes críticas contra el oficialismo azul, sobre la reforma de la carta orgánica partidaria y sus cláusulas que ponen límite a los independientes y afiliados con menos de tres años de antigüedad y otorgan -dicen ellos- facultades extraordinarias a la Convención (hoy en manos de Jorge Sapag) inclusive -aclaran- en la confección de la futura lista de candidatos a diputados provinciales.

No obstante las críticas, los figueroístas (o rolandistas, como cuadre mejor) destacan que ellos “son el MPN” y que no se irán del partido provincial salvo que los condicionamientos que les impongan los azules sean tan “alevosos” y tan a la vista de todo el mundo, que les resulte más conveniente hacer la valija. “No nos vamos, en todo caso que nos echen”, sintetizan.

La eventualidad de que Figueroa vaya por afuera de su partido es observada con mucho recelo por el sector de Sapag, Gutiérrez y Gaido, entre otras cosas porque en los últimos años la cosecha de votos del MPN no ha sido la de antes y en fuerza propia sin partidos satélites ronda aproximadamente el 30 por ciento o tal vez algo menos. Para cualquier iniciado en el ajedrez electoral, el cálculo es sencillo, no es lo mismo dividir por tres que por cuatro. Si se descuenta que Juntos por el Cambio y el Frente de Todos se llevarán una parte consistente de los votos, la irrupción de Figueroa podría si no ganar como pretenden sus seguidores más cercanos, al menos hacer naufragar por primera vez en la historia al Movimiento Popular Neuquino.

Es un secreto a voces que en realidad Figueroa se ofrece como “candidato de unidad” y que así como habla con todos también habla con Sapag, considerado unánimemente el gran árbitro de la situación. Para postularse como prenda de unidad, Rolando ha esgrimido una serie de argumentos, entre ellos encuestas que lo dan con amplia ventaja (según los suyos amplísima) sobre el aspirante azul Marcos Koopmann y también ha dicho una y otra vez que es un absurdo que en lugar de levantarle el brazo se trate de “destruir al mejor candidato”.

En esta campaña interna Figueroa ha observado una sobriedad que le faltó en la de 2018, cuando la emprendió con críticas personales al gobernador y al líder de los azules, -hasta hacía muy poco sus espónsores y socios- y según dejan trascender de un lado y de otro, ha admitido que aquello fue un error e inclusive que se siente arrepentido de haberlo protagonizado.

Hasta ahora, el ofrecimiento de unidad de “Rolando” no ha logrado persuadir a Sapag, el gran árbitro del MPN, quien le habría respondido una y otra vez que en política dos más dos no es necesariamente cuatro y que hay que admitir que hay sumas que restan.

No obstante, aclaran los próximos al ex gobernador, en sus charlas con “Rolando” Sapag habría hecho hincapié en la necesidad de preservar el partido por encima de cualquier diferencia y le habría dado seguridades de que si gana todos, inclusive él, “se encolumnarán detrás suyo.

Un operador cercano al mandamás de losazulesacudió a una parábola del mundo del fútbol para describir este desencuentro. Refirió que en 2016, cuando Marcelo Gallardo lo llama Leonardo Ponzio y le dice que vaser el capitán del equipo, Ponzio le pregunta por qué, y el Muñeco le diceque lo haceporque sabeque no se va a ir nunca de River.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]