-?
 
 
 
 
Neuquén, Miércoles 07 de Diciembre de 2022
9:21 PM
 
 
Neuquén
14/08/2022

La difícil apuesta de dejar atrás el monopolio del transporte público

La difícil apuesta de dejar atrás el monopolio del transporte público | VA CON FIRMA. Un plus sobre la información.

Frente a las críticas de la oposición, el Ejecutivo trabaja en un nuevo esquema. Pero la búsqueda de la rentabilidad empresaria conspira contra la excelencia del servicio en una ciudad dispersa y con un público acostumbrado al uso del automóvil.

Laura D' Amico

La municipalidad de Neuquén se encamina a abrir la licitación para concesionar el servicio público de transporte masivo urbano de pasajeros que vence en febrero de 2023. El crecimiento de la población y la expansión de la mancha urbana serán factores determinantes para las empresas que operen el servicio durante los próximos 10 años. El oficialismo presentó al Concejo Deliberante un borrador de la licitación que fue cuestionado por la oposición. Ahora trabajan en un proyecto que contempla dejar atrás el cuasi monopolio que durante 25 años tuvo Indalo S.A., y que al menos cuatro empresas administren el servicio.

En julio, el Ejecutivo municipal envió al Concejo Deliberante tres proyectos: uno con la estructura de costos, otro con el marco regulatorio y un tercero con el llamado a licitación pública nacional para la concesión del Servicio Público de Transporte Masivo Urbano de Pasajeros. Las iniciativas motivaron críticas y aportes de parte de los ediles de los distintos bloques de la oposición y ahora el Ejecutivo trabaja en una sola propuesta, que será presentada en los próximos días para ser analizada en la comisión especial que se creó en la Comisión de Servicios Públicos, que preside Atilio Sguazzini.

Mientras dan los últimos trazos, funcionarios municipales ligados al Transporte hicieron circular un power point con los principales puntos que tendrá el proyecto final. Allí se anticipa que la propuesta contempla que haya al menos cuatro empresas que presten el servicio para generar mayor competitividad, algo que en la actualidad no existe: Indalo S.A tiene el 78% del servicio y Pehuenche el 22% restante.

También contempla la existencia de 30 líneas y 174 unidades (actualmente hay 108) para 2023, con capacidad de transportar a 88.309 pasajeros diariamente. Hacia 2028, se proyecta que la cantidad de unidades llegue a 210 para poder transportar 161.548 pasajeros diarios.

Desde la oposición cuestionaron distintos aspectos de la propuesta inicial, que van desde que el pliego de licitación era impreciso hasta que en lugar de priorizar el servicio público busca aumentar la rentabilidad de las empresas que desarrollen la actividad.

Marcelo Bermúdez, concejal del Pro, dijo a Va Con Firma que los tres proyectos "no estaban muy bien elaborados". Por ejemplo, mencionó que "el llamado a licitación no decía absolutamente nada de qué se iba a licitar. Podías licitar colectivos, taxis, aviones, cualquier cosa, porque no hablaba de cantidad de colectivos, de recorridos, ni de colectivos para mejorar la accesibilidad de personas con discapacidad".

En el mismo sentido, la concejala del Frente de Todos, Ana Servidio, en una entrevista en Radio Nacional de Neuquén, indicó que "la propuesta concreta de todo el sistema de movilidad de la ciudad no está incorporada en las condiciones del pliego y ese fue un motivo de discusión".

"Desde nuestro espacio político planteamos que no vamos a firmar un cheque en blanco al Ejecutivo municipal en un tema tan estratégico", agregó la concejala, que además pidió que la iniciativa debe contemplar la perspectiva de género, la transición energética y la articulación con otros medios de transporte como el tren y las bicisendas, para construir una ciudad con un sistema de movilidad multimodal.

También llovieron críticas desde el PTS- FITU. La concejala de ese espacio, Julieta Katcoff, puso en foco el perfil mercantilista con el que se plantea llevar adelante el servicio. "En la última reunión, los funcionarios admitieron que actualmente las empresas tienen alrededor de un 10 por ciento de rentabilidad y la perspectiva es que con el nuevo sistema de transporte esto se incremente a un 15 por ciento", dijo a Va Con Firma.

Como contraparte, desde su espacio presentaron un proyecto alternativo que plantea la municipalización del servicio bajo administración de los trabajadores, las trabajadoras y los usuarios. "En función de la cantidad de subsidios que recibe la empresa se tiene que hacer una valoración de los reales costos, más allá de la rentabilidad, y evaluar la posibilidad de dejar sujetos los bienes de las empresas que han recibido subsidios durante todos estos años, a la expropiación por parte del municipio", explicó.

Aunque desde otro enfoque, Bermúdez también puso un signo de admiración en los costos y solicitó al Ejecutivo que determine cuál es el costo real del boleto -que hoy se ubica en 61 pesos y llegará a 83 en septiembre-, sin subsidio, y a partir de ahí ver cuánto aporta cada parte. "Estoy esperando esa devolución", expresó. Además, consideró que los diputados nacionales tienen que intervenir para modificar el esquema de subsidios al transporte que rige a nivel país porque "un vecino del interior no puede pagar 4 veces más un boleto que un vecino del AMBA".

Cuatro empresas o más

La encargada de administrar el servicio público de transporte de pasajeros en Neuquén desde 1998 es Indalo S.A. Tras algunas prórrogas y una nueva concesión aprobada en 2011, la empresa ha prestado el servicio en Neuquén, de manera casi monopólica, durante 25 años. Y puede seguir por 10 años más, si decide participar de la licitación que se abrirá próximamente.

"En ninguna de las propuestas del Ejecutivo dice que habría una multa o una sanción por el pésimo servicio que están prestando en estos años", cuestionó Katcoff.

La propuesta del Ejecutivo que está en danza sugiere que sean al menos cuatro las empresas que administren el servicio para garantizar competencia y no dejar a los ciudadanos cautivos de las buenas o malas prácticas que puedan tener, como sucede en la actualidad.

Esa idea está plasmada en el informe de las Universidad Nacional del Comahue y la Universidad Nacional de La Plata, elaborado a pedido de Mariano Gaido. Allí advierten que actualmente hay una situación "cuasi monopólica", donde Indalo explota el 78% de las rutas, mientras que Pehuenche el 22% restante, y sugiere que en el nuevo esquema haya al menos tres grupos empresarios operando el servicio, con una distribución equitativa de las rutas para que la población no quede cautiva de las buenas y malas prácticas de una sola empresa.

Por otra parte, el informe advierte que "una política de desarrollo urbano expansionista y de baja densidad hace que el sistema de transporte sea insuficiente y económicamente inviable".

Servidio indicó que "no hay sistema de transporte público que alcance si la ciudad no es planificada y si se sigue generando un proceso de crecimiento de la ciudad ampliando la mancha urbana sin ninguna estrategia de desarrollo", haciendo alusión a la reciente ampliación de 8 mil hectáreas del ejido municipal.

En septiembre habrá una nueva audiencia pública

Para que el diseño de un nuevo Sistema Público de Transporte de Pasajeros para la ciudad de Neuquén se haga de manera participativa, la municipalidad debe llamar a audiencias públicas abiertas a la ciudadanía. Se trata de una de las herramientas de participación ciudadana más importantes, contemplada en la Carta Orgánica municipal.

El 5 de marzo pasado se realizó, en el auditorio del Museo Nacional de Bellas Artes, la primera audiencia pública para discutir este tema, donde participaron unos 40 oradores.

Luego de un pedido "urgente" del Defensor del Pueblo de Neuquén Ricardo Riva al intendente, el municipio puso fecha a la segunda audiencia, que se realizará el 1 de septiembre a las 17 en el Salón Socios Fundadores de CALF previa inscripción de las y los participantes.

29/07/2016

Sitios Sugeridos


Va con firma
| 2016 | Todos los derechos reservados

Director: Héctor Mauriño  |  

Neuquén, Argentina |Propiedad Intelectual: En trámite

[email protected]